El sueño del libro instantáneo

| 18/05/2009

La edición siempre ha padecido de dos problemas fundamentales en su modelo de negocios: el almacenamiento y la distribución. Una de las soluciones que se le han ofrecido a la industria editorial con las nuevas tecnologías para estos problemas ha sido la impresión bajo demanda (Print On Demand). Este modelo de negocio parecería haber funcionado hace una década, hoy su eficacia parece estar en juego debido a la aparición de los dispositivos de lectura electrónicos, por ejemplo el Kindle.

La capacidad para conseguir un libro más fácil, rápido y sin tanto costo está asociada a las soluciones que estos dos modelos proponen: el de POD tiene sin duda la ventaja de reproducir los libros como los conocemos, apoyándose así en un formato que tiene siglos de éxito. Su más reciente aportación ha sido la Espresso Book Machine producida por On Demand Books y que cuenta con máquinas en distintos lugares dentro de los Estados Unidos. Esta máquina de libros instantáneos tiene la capacidad para imprimir y empastar libros de distintos proporciones 12 x 12 cm hasta 22 por 28 cm y de entre 40 y hasta 830 páginas con una velocidad promedio de impresión de 4 minutos para un libro de aproximadamente 300 páginas. El único requerimiento para lograrlo es tener el archivo del libro en PDF con el contenido y las portadas. Uno de los beneficios extras que podría tener es que el lector puede elegir el diseño de portada que más le guste de entre distintas ediciones o incluso diseñarla él mismo.

Citar los beneficios que un sistema de este tipo traería para estudiantes y académicos sería interminable. Por ejemplo, la versión alemana de Wikipedia ha decidido establecer un servicio de POD con un precio de 7.99 euros por un libro de 100 páginas y hasta de 29.80 por uno de 828 páginas. También existe el servicio Magcloud de HP que permite, con dicho sistema, imprimir revistas de un amplio catálogo. El precio en este caso es de 20 centavos de dólar por página más el costo del envío. En Hispanoamérica Publidisa se ha dedicado a implementar servicios de este tipo por toda la región, aún con resultados inciertos.

También, considerando el aumento en la autopublicación posible en sitios de internet como Lulu.com o bubok.com, asociada con el POD, permite eliminar a los costos de intermediaros (las editoriales y distribuidoras). Bubok incluso ha creado el Primer Premio de Creación Literaria Bubok para publicitar su sistema, el ganador fue Lujoyglamour.net de Juan Julián Merelo. El sistema de distribución de Bubok promete la entrega del volumen en 15 días.

La gran desventaja de este servicio es en general la calidad, además de que el tiempo aproximado de vida de un volumen de estas es de apenas 2 años. Sin embargo, su mayor competencia son los dispositivos de lectura electrónicos (e-book readers).

Los lectores de libros electrónicos funcionan en su mayoría con tecnología de tinta electrónica que permite crear pantallas planas tan delgadas como una hoja de papel y con la misma flexibilidad y no necesitan retroiluminación, es decir, que posibilita que se lean desde cualquier ángulo e incluso mejor aun con luz solar. El último exponente de dichos dispositivos, ya en el mercado, es el Kindle DX que tiene una pantalla de 24.6 cm y además cuenta con tecnología 3G para descargar los e-books del catálogo de Amazon.com desde cualquier sitio sin necesidad de una computadora. Tiene la capacidad para almacenar 3,500 libros y el tiempo estimado de descarga de cada uno es de 60 segundos. La batería puede durar varios días de lectura constante sin necesidad de recarga. Permite también leer los periódicos, con suscripción, e igualmente revistas y blogs; incluso hay rumores de que Twitter, el sistema de microblogging, desarrolla ya un cliente para este dispositivo. El precio del Kindle DX es de 489.00 dólares. Por el momento el catálogo de e-books de Amazon es de 275,000 libros, su mayoría todavía en inglés, y tienen un precio de 9.99 dólares.

Está claro que los dispositivos de lectura electrónicos ofrecen muchas más ventajas que los sistemas de POD pero todavía hay una pregunta importante en el aire ¿Los lectores dejarán atrás el papel y la tinta? Me parece que esta pregunta tardará todavía un tiempo en responderse con claridad. Lo cierto, por otro lado, es que la prensa impresa está en crisis, incluso varios diarios de Estados Unidos ya han detenido las prensas para convertirse en ediciones exclusivamente digitales y es previsible que el camino de los diarios en general será el de incorporarse a los catálogos disponibles para los dispositivos electrónicos. Parece que el mismo destino tendrán los libros de texto, que representan una parte fundamental para la industria editorial, y que entrarán igualmente en estos catálogos. Pero tanto la calidad de la página y la legibilidad de los dispositivos de lectura sigue siendo un revés entre los lectores que en su mayoría siguen dándole su aprobación a los libros impresos. Aunque hay desarrollos como el papel electrónico a color desarrollando por Phillips Research que promete tener una mejor calidad que la impresión en papel.

Lo previsible parece ser que la impresión bajo demanda sea solo un momento de transición entre los dos modelos, el impreso y el digital, hasta que lleguen dispositivos que cumplan finalmente todas las expectativas de acceso de los lectores.

2 opiniones en “El sueño del libro instantáneo

  1. JOSÉ BARRIO

    ME URGE ENCONTRAR EN ESPAÑA EDITORA QUE IMPRIMA POR EL SISTEMA BOOK MACHINE, PARA EDITAR MIS LIBROS.
    MI E-MAIL ES: villar_an@yahoo.es
    GRACIAS POR LA AYUDA.

    Responder
  2. Vier_minuten

    Avanza la tecnología vía redes internet y nuestras posibilidades también. Llego a creer que finalmente publicaré en una web y que ese, únicamente es mi destino: autopublicación.

    Gracias por cada post.
    Un gran salute, Álvaro.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *